Blogia
errante

También

También Hay gatos de gatos.
Conozco uno que parece salido de una novela de García Márquez.
Y que de hecho conoció a Garcia Marquez.

El caso es que este gato de "perro callejero" y mendigo en una Escuela de Cuba, ha pasado a ser una especie de emperador con garras.

A Noruega vino a parar por avatares casi mágicos y ahora es dueño y señor de amplios espacios y de varias manos amorosas que lo cuidan, alimentan y miman como si se tratase de un bebé recién nacido.

O un chancho alegre, juguetón y consentido. De esos que tantas familias en Latinoamérica alimentan para poder disfrutarlos en la cena de navidad.

Hay también gatos que nunca fueron callejeros. Y gatos que maullan, que intentan cazar mariposas en lugar de ratones. Son los gatos urbanos y mansos de esta Europa cansada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

El que alimenta al exilado cubano -

¡La suerte de uno no es de otros! dijo uno por ahí. Habría que pensar que seguramente habrá muchos que les hubiera gustado tener la suerte de éste (Carusso se llama legalmente pero Shio es su nombre de guerra). Este, a pesar de haberse "aburguesado", y de tener miedo y respeto por los gatos callejeros, aún no ha llegado al extremo de cazar mariposas (al menos no esas que salen por la televisión en "Animal Planet") Por lo demás tu lo describes correctamente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres